Reflexología Podal

Una técnica curativa eficaz de alivio del estrés y dolores en distintas partes del cuerpo

¿Te duele la espalda? ¿tal vez el cuello? ¿padeces estreñimiento o gastritis? ¿y qué me dices de los dolores menstruales? ¿sufres asma, cefaleas, estrés?

Te puedo ayudar a aliviar estos dolores y otras patologías a base de Reflexología Podal.

Aplicarte Reflexología supone aportar beneficios a todos los sistemas de tu cuerpo a nivel circulatorio y linfático, aumentando el flujo de retorno, favoreciendo la eliminación de toxinas, y aliviando el estreñimiento y la retención de líquidos. Actúa rápidamente desde el punto de vista orgánico.

Con ella consigo sedar, calmar tu sistema nervioso, disminuyendo el estrés y la sensación de dolor.

En las molestias de piernas y pies es muy eficaz al actuar directamente sobre ellos y en cuanto a la activación circulatoria se refiere.

Si por tu edad o trabajo sufres fuertes dolores de espalda y tienes limitaciones para permanecer boca abajo en la camilla, algo muy habitual por otra parte, también puedo tratártelos.

Con la Reflexología te ayudo a aliviar, además, las migrañas y las digestiones lentas. Mejoro tu calidad del sueño y equilibro la energía y tu salud general.

En definitiva, la Reflexología Podal, sobre todo, es una de la terapias más agradecidas en cuanto a los resultados y al bienestar proporcionado.

La Reflexología, Reflexoterapia o Terapia Zonal es una técnica de masaje basada en la aplicación de presión en determinados puntos de manos y, sobre todo, en los pies. ¿Con qué fin? Estimular las capacidades curativas de nuestro propio organismo.

La Reflexología no es una práctica moderna. Su origen ha de buscarse en el antiguo Egipto, en la medicina tradicional China e, incluso, en la India ancestral y entre los indios cheroqui.

El precursor de la Reflexología moderna fue, sin embargo, el doctor William Henry Fitzgerald a principios del siglo XX. Este médico estadounidense observó que la aplicación de masaje en diferentes partes del pie y de las manos provocaba efectos anestésicos en otras partes del cuerpo.

El Dr. Fitzgerald se sumergió, entonces, en el estudio de la Acupuntura, parte fundamental en la medicina tradicional china. Según ésta, el cuerpo está divido en 10 canales o meridianos longitudinales y cada uno está ocupado por determinados órganos cuyo reflejo se encuentra en pies y manos. La experimentación le ayudó a fijar las bases de la Reflexología Podal actual.

Los diagramas de la localización de los puntos reflejos en los pies son obra de otro médico estadounidense, el doctor Joseph Shelby Riley. Estos dibujos son fruto de la dedicación a tiempo completo del Dr. Riley y de la colaboración con la masajista norteamericana Eunice Ingham.