Naturopatía Manual

Elimina del organismo las sustancias nocivas y activa la autocuración interna personal

La Naturopatía Manual es una de las ocho áreas de actuación de la Naturopatía. Bajo el principio de no hacer daño, esta terapia natural tiene por objeto estimular la capacidad curativa innata del organismo y facilitar sus mecanismos de equilibrio para alcanzar un buen estado de salud. Se fundamenta en cambios en el estilo de vida y en la nutrición, si bien tiene que ver con terapias de hierbas, suplementos nutricionales, y con la manipulación y masaje de las articulaciones.

Con las técnicas manuales, que son las que me ocupan, trato de eliminar de tu organismo las toxinas que se acumulan y que son las causantes de tus enfermedades y de tus alteraciones emocionales que afectan directamente a tus órganos.

En mi consulta aplico Naturopatía Manual, placentera y efectiva tanto en la prevención como en la mejora de tus dolencias físicas y emocionales. Te recomiendo, entre otros masajes, el Quiromasaje, la Osteopatía, el Drenaje Linfático y la Reflexología como remedios naturales para mantener tu salud y tu buena forma física. También, los suplementos nutricionales, extractos naturales y Fitoterapia.

Asimismo, aconsejo el masaje en zonas concretas para producir una relajación que produzca un alto grado de bienestar y corrija tu postura corporal.

La Naturopatía moderna se inicia con el uso de métodos de curación natural en los s. XVIII y XIX. Estos procedimientos incluían la hidroterapia, muy popular en Alemania en esa época, y la cura natural, desarrollada en Austria y basada en el uso de alimentos, aire, luz, agua y diferentes hierbas para el tratamiento de enfermedades.

Fue el alemán Benedict Lust (1872-1945) quien utilizó por primera vez el término Naturopatía cuando, en 1902, fundó The American School of Naturophaty. La escuela neoyorquina instruía en el uso de remedios naturales, buenos hábitos alimenticios y correcta higiene, como herramientas para mantener y/o mejorar la salud.

La Naturopatía enseña a seleccionar y utilizar los elementos inofensivos existentes en la Naturaleza beneficiosos para la salud. Ayuda, también, a acatar las leyes naturales para lograr el equilibrio apropiado, físico, mental y espiritual de nuestro cuerpo, durante el mayor tiempo posible.

El naturópata ha de activar el sistema y la fuerza de autocuración interna que cada persona posee. No intenta combatir las enfermedades. Trata de hacer más naturales los medios y las formas de vida humanas. Su cometido es eliminar del organismo las sustancias nocivas y perjudiciales (toxinas, desechos, etc.) y contribuir a la aportación de sustancias útiles y saludables (vitaminas, minerales, nutrientes, etc.).

La unidad orgánica es uno de los pilares de la Naturopatía. Considera al cuerpo como un solo órgano y lo trata como tal, como un todo, una visión conocida como holística.

Otra de sus proposiciones es que no hay enfermedades, sino enfermos. Unas personas están más predispuestas a enfermar que otras por tener un sistema inmunitario más frágil, unos hábitos de vida menos saludables, vivir en un ambiente más contaminado, alimentarse de forma poco natural, etc.